Hablando de deseos

Desearía estar aquí y allí, que arda Troya mientras te regalo París, abrazarte toda la noche y verte dormir.

Desearía crear un mapa que comenzara en tu pelo, y acabara justo cuando termino de recorrer tu cuerpo con mis dedos.

Y que sepas que mil corazones latiendo, te dan menos que el mío, que se dedica a regalarte todo lo que soy.

Anuncios

Un poco de amor

Maldito desamor, maldita alineación de los planetas que hacen que cuando peor estás pongan esa canción en la radio, que tengas que ir a ese lugar donde tenéis esa bonita foto, que te imagines lo que fue, pero ya no y lo que podría haber sido y no es.

Maldito amor que no se va con el paso del tiempo, que te hace ver señales donde no las hay, o quizás sí que las hay, pero bah, da igual, solo es una manera de mantener la esperanza. Solo es una forma de esperar que ella te diga “Ven” y que tú lo dejes todo.

Maldito sentimiento verdadero. Maldita inconsciencia.

Te pasas la vida entera esperando al que crees que es el amor de tu vida, y no te das cuenta que el amor de tu vida vive contigo. Que tu verdadero amor eres tú misma, el único amor capaz de salvarte de ti.

Tenemos que aprender a querernos un poco más, y no perder el tiempo esperando a alguien que no quiere encontrarnos. Conócete a ti misma y no te preocupes de quien no quiere darse a conocer. Disfruta de ti. Disfruta de tu vida.

Disfruta de tu propio amor.

El poder de tus piernas.

Te movías entre las sábanas como un pájaro cuando llega a su nido, como las palabras en un papel fino, como un dibujo que llena un folio en blanco.

Me encendías pero nunca me hiciste cenizas, y tú nunca te consumías aunque para mí parecieses un incendio.

Parecía una trapecista suicida, manteniendo el equilibrio en tus costillas y tenía un aterrizaje forzoso cada vez que sobrevolaba tu ombligo.

Tienes estrellas fugaces en las pupilas, cada vez que te canto algo de Sabina, y serpientes en las caderas cada vez que sales a bailar en mitad de una calle mientras diluvia.

Ríes con esa música de un corazón hecho de cristales, hipnotizas a todos con tus andares. Mi dama en todo los bares, la musa de todos los poetas

Con esas manos de maga, vas transformando en magia todo lo que tocas, y esa bandera de loca manifestándote frente al parlamento de nuestra locura

Porque parece que me falta algo si no me miras, si no te giras a la vuelta de la esquina, y vienes corriendo a darme un beso. Un beso con esos huesos de alfiler que rompen todas las burbujas donde he creado mis sueños.

Lo peor, es que piensas que no eres una chica huracán, capaz de echar mis esquemas abajo con tan solo poner tus piernas arriba. Una chica droga capaz de hacerme adicta a cada uno de tus gestos y manías. Y tú que creías que solo podías ofrecerme tu saliva.

Incapaz, o eso decías, de entrar en mi caja torácica y adueñarte de cada uno de mis latidos.
Sístole y Diástole seguirán cualquier ritmo cuando estés conmigo, pero si te vas, si te vas notaré eso que late, completamente partido.

La flor que tenía dueño y el dueño que no tenía flor // The Flower

Os contaré la historia de una bonita flor, esta flor era especial, era una flor muy solitaria pero desprendía mucha alegría y pedía a gritos que alguien la cogiese y se la llevase a casa, ella solo quería compañía y un poco de agua cada día. Es la historia de una flor que creía que tenía dueño y de un dueño que nunca tuvo esa flor. Esta es mi historia, tú historia y la de otras muchas.

Pues sí, yo me sentía como tal, me moría de sed cuando no te acordabas de mi apagándome poco a poco y cuando te acordabas, cuando te acordabas era la flor más feliz del mundo.

Y es que esta pequeña flor estaba acostumbrada a que la regasen todos los días, pero poco a poco su dueño se cansaba y esta flor, tan frágil y a la vez tan fuerte tuvo que aprender a sobrevivir sólo con una gota cada semana, tenía tantas ganas de que su dueño siguiese viéndola como algo especial que comenzó a comportarse como un cactus y a poder sobrevivir sin agua durante un tiempo.

Pero una mañana intentó levantarse como todas las demás sin embargo no pudo, había pasado mucho tiempo y no podía engañarse más, no tenía fuerza pues le faltaba ese agua que alguna vez tuvo día tras otro y ya no. Había aprendido a vivir sin ella durante unos cuantos días, pero como todos sabéis las flores que no son cactus, incluso las flores que quieren parecerse a los cactus o incluso los cactus necesitan un poco de agua y ella no la había recibido.

Os contaré el final pues es algo distinto al que pensáis, esta flor no se murió era demasiado joven para eso, esta flor, aunque dormida, sigue esperando a qué alguien se ofrezca para cuidarla a pesar de que su aspecto no sea el mismo que aquella vez cuando su dueño decidió adoptarla para no cuidarla.

I will tell you the story of a nice flower, this flower was special, was a very solitary flower but it was detaching many happiness and she was wonder for someone to take her home, she only wanted company and a bit of water every day. This is the story of a flower that was thinking that it had owner and of an owner who never had this flower. This is my story, your story and the story of many others.

So yes, I was feeling as this flower, I was dying of thirst when you were not remembering me and when you were remembering me, when you were remembering me I was the happiest flower of the world.

And it is that this small flower got used to be watered every day, but little by little his owner was getting tired and this flower, so fragile and simultaneously so strong had to learn to survive only with a drop every week, she had so many desires of which his owner was continuing seeing her as something special that began to behave as a cactus and to being able to survive without water during a time.

But one morning she tried to get up like all mornings however she couldn’t, it had been a long time and could not deceive any more, she didn’t have force since she was lacking this water that at some time had day after other one and already not.
She had learned to live without it for a few days, but as all you know the flowers that are not cactus, enclosed the flowers that want to look like the cactuses or even the cactuses too need a bit from water and she had not received it.

I will tell you the end since it is something different from the one that you think, this flower didn’t die she was too young, this flower continues waiting for someone who offers to take care of her in spite of the fact that her aspect is not the same that long time ago when his owner decided to adopt her and didn’t take care of her.