Un poco de amor

Maldito desamor, maldita alineación de los planetas que hacen que cuando peor estás pongan esa canción en la radio, que tengas que ir a ese lugar donde tenéis esa bonita foto, que te imagines lo que fue, pero ya no y lo que podría haber sido y no es.

Maldito amor que no se va con el paso del tiempo, que te hace ver señales donde no las hay, o quizás sí que las hay, pero bah, da igual, solo es una manera de mantener la esperanza. Solo es una forma de esperar que ella te diga “Ven” y que tú lo dejes todo.

Maldito sentimiento verdadero. Maldita inconsciencia.

Te pasas la vida entera esperando al que crees que es el amor de tu vida, y no te das cuenta que el amor de tu vida vive contigo. Que tu verdadero amor eres tú misma, el único amor capaz de salvarte de ti.

Tenemos que aprender a querernos un poco más, y no perder el tiempo esperando a alguien que no quiere encontrarnos. Conócete a ti misma y no te preocupes de quien no quiere darse a conocer. Disfruta de ti. Disfruta de tu vida.

Disfruta de tu propio amor.

El poder de tus piernas.

Te movías entre las sábanas como un pájaro cuando llega a su nido, como las palabras en un papel fino, como un dibujo que llena un folio en blanco.

Me encendías pero nunca me hiciste cenizas, y tú nunca te consumías aunque para mí parecieses un incendio.

Parecía una trapecista suicida, manteniendo el equilibrio en tus costillas y tenía un aterrizaje forzoso cada vez que sobrevolaba tu ombligo.

Tienes estrellas fugaces en las pupilas, cada vez que te canto algo de Sabina, y serpientes en las caderas cada vez que sales a bailar en mitad de una calle mientras diluvia.

Ríes con esa música de un corazón hecho de cristales, hipnotizas a todos con tus andares. Mi dama en todo los bares, la musa de todos los poetas

Con esas manos de maga, vas transformando en magia todo lo que tocas, y esa bandera de loca manifestándote frente al parlamento de nuestra locura

Porque parece que me falta algo si no me miras, si no te giras a la vuelta de la esquina, y vienes corriendo a darme un beso. Un beso con esos huesos de alfiler que rompen todas las burbujas donde he creado mis sueños.

Lo peor, es que piensas que no eres una chica huracán, capaz de echar mis esquemas abajo con tan solo poner tus piernas arriba. Una chica droga capaz de hacerme adicta a cada uno de tus gestos y manías. Y tú que creías que solo podías ofrecerme tu saliva.

Incapaz, o eso decías, de entrar en mi caja torácica y adueñarte de cada uno de mis latidos.
Sístole y Diástole seguirán cualquier ritmo cuando estés conmigo, pero si te vas, si te vas notaré eso que late, completamente partido.

La flor que tenía dueño y el dueño que no tenía flor // The Flower

Os contaré la historia de una bonita flor, esta flor era especial, era una flor muy solitaria pero desprendía mucha alegría y pedía a gritos que alguien la cogiese y se la llevase a casa, ella solo quería compañía y un poco de agua cada día. Es la historia de una flor que creía que tenía dueño y de un dueño que nunca tuvo esa flor. Esta es mi historia, tú historia y la de otras muchas.

Pues sí, yo me sentía como tal, me moría de sed cuando no te acordabas de mi apagándome poco a poco y cuando te acordabas, cuando te acordabas era la flor más feliz del mundo.

Y es que esta pequeña flor estaba acostumbrada a que la regasen todos los días, pero poco a poco su dueño se cansaba y esta flor, tan frágil y a la vez tan fuerte tuvo que aprender a sobrevivir sólo con una gota cada semana, tenía tantas ganas de que su dueño siguiese viéndola como algo especial que comenzó a comportarse como un cactus y a poder sobrevivir sin agua durante un tiempo.

Pero una mañana intentó levantarse como todas las demás sin embargo no pudo, había pasado mucho tiempo y no podía engañarse más, no tenía fuerza pues le faltaba ese agua que alguna vez tuvo día tras otro y ya no. Había aprendido a vivir sin ella durante unos cuantos días, pero como todos sabéis las flores que no son cactus, incluso las flores que quieren parecerse a los cactus o incluso los cactus necesitan un poco de agua y ella no la había recibido.

Os contaré el final pues es algo distinto al que pensáis, esta flor no se murió era demasiado joven para eso, esta flor, aunque dormida, sigue esperando a qué alguien se ofrezca para cuidarla a pesar de que su aspecto no sea el mismo que aquella vez cuando su dueño decidió adoptarla para no cuidarla.

I will tell you the story of a nice flower, this flower was special, was a very solitary flower but it was detaching many happiness and she was wonder for someone to take her home, she only wanted company and a bit of water every day. This is the story of a flower that was thinking that it had owner and of an owner who never had this flower. This is my story, your story and the story of many others.

So yes, I was feeling as this flower, I was dying of thirst when you were not remembering me and when you were remembering me, when you were remembering me I was the happiest flower of the world.

And it is that this small flower got used to be watered every day, but little by little his owner was getting tired and this flower, so fragile and simultaneously so strong had to learn to survive only with a drop every week, she had so many desires of which his owner was continuing seeing her as something special that began to behave as a cactus and to being able to survive without water during a time.

But one morning she tried to get up like all mornings however she couldn’t, it had been a long time and could not deceive any more, she didn’t have force since she was lacking this water that at some time had day after other one and already not.
She had learned to live without it for a few days, but as all you know the flowers that are not cactus, enclosed the flowers that want to look like the cactuses or even the cactuses too need a bit from water and she had not received it.

I will tell you the end since it is something different from the one that you think, this flower didn’t die she was too young, this flower continues waiting for someone who offers to take care of her in spite of the fact that her aspect is not the same that long time ago when his owner decided to adopt her and didn’t take care of her.

Nuestro libro

Eres una pesadilla vestida de sueño.

A veces se me olvida, intento desnudarte de nuevo, y vuelvo a ver lo peor de ti.

¡Qué bonita estas con esa careta puesta! Incluso llego a creerme eso de que me quieres, que tontería. Demasiado tiempo perdido para mi gusto, demasiadas batallas perdidas, demasiadas palabras al viento.

Ni tú, ni yo nos merecíamos esto, somos como ese libro de final abierto que espera ansioso su segunda parte, un desenlace que aún no he sido capaz de leer, ni lo seré.

Culpable.

Me siento culpable de no necesitarte.

Así de simple e irónico a la vez.

Estoy en un punto en el que no sé si te echo de menos a ti, a mi cuando estaba contigo, o a la mentira que me hacías sentir. Estaba. Hacías. Pasado.

Después de tanto tiempo sin verte, no solo no necesito hacerlo, si no que no quiero. Me niego. Lo pienso, y me produce pereza, cansancio. Otra vez lo mismo. No quiero. Y me siento culpable.

Me acostumbré tanto a ser yo quien te buscaba, que no hacerlo me hace sentir rara, y me sulfura que vengas y me reclames.

Tengo rabia dentro de mi, todo el amor se está volviendo odio. A ti. A mi. No sé.

Y, ¿sabes qué?, me siento culpable.

Otro día contigo pero sin ti // Another day with you but without you

No hay un solo día en el que no me acuerde de ti, no se cómo pero apareces en cualquier detalle, en una canción, en la calle, a mi lado, siempre a mi lado apoyándome en los malos momentos y en los buenos, siempre.

No puedo dejar de imaginarte aún a mi lado, creo que lo hago para seguir viviendo en ese mundo tan perfecto que tu me regalabas cada día cuando estabas junto a mi.

Hay días en los que me despierto de esa fantasía y no se quién soy sin ti, por eso lo único que hago es cerrar los ojos porque no quiero vivir en un mundo en el que no apareces tú junto a mi.

There is not a day in which I don’t think about you, I don’t know how but you appear in any detail, in a song, in the street, next to me, always by my side suporting me on the bad moments and on the good ones, always.

I cannot stop imagining you still by my side, I believe that I do it to continue living in this world so perfect that you were giving me every day when you were close to me.

There are days in which I wake up of this fantasy and I don’t know who I am without you, because of it the only thing that I do is to close my eyes because I don’t want to live in a world in that you don’t appear close to me.

Minientrada

Mi realidad // My reality

Las noches, las noches es el peor momento en esta lucha diaria para intentar sobrevivir a este vacío que has dejado en mi el día que me diste un beso por última vez. Quiero y necesito volver a despedir un día con una verdadera sonrisa de esas que me salían sin querer ya sólo al pensar que al día siguiente te vería otra vez.
No quiero despedir el día con una sonrisa buscada que aparece en mi cara cuando, al cerrar los ojos, me pongo a pensar en todas las cosas bonitas que hemos vivido y que ya son pasado, no quiero sonreír por imaginaciones, quiero sonreír por una realidad y sinceramente, en este momento quiero que mi realidad seas tú.

Nights, nights are the worst moment in this daily struggle to try to survive at this emptiness that you left in me the day of our last kiss. I want and need to return to finnish a day with a true smile of this that appear accidentally in my face only thinking that the following day I would meet you again
I don’t want to finnish a day with a false smile that appears in my face when, with my eyes close, I think about all the beautiful things that we have lived and that now are past, I don’t want to smile because of my imaginations, I want to smile for a reality and sincerely, at this moment I want you to be my reality

Minientrada

Querido Destino… // Dear Destiny…

Hoy, cuando te besé, me quedé embobada mirándote.

Mirando esa felicidad que irradias, esa ternura en tus pupilas, y esos hoyuelos que adornan la comisura de tus labios cada vez que sonríes; y claro, un día más me he vuelto a enamorar de ti.

Y es que, sabes que no creo en el destino, pero fuiste tú quien llegó justo antes de estamparme contra el suelo cuando estaba en caída libre, fuiste tú quien llegó sin avisar y me quitó la venda que no me dejaba ver lo maravilloso que es el mundo si lo compartes con la persona indicada, y después de todo esto, no me queda más que creer en él.

Gracias destino, porque has conseguido que me enamore cada segundo de los mismos defectos, has conseguido que me vaya a dormir con un tornado de sentimientos en el estomago.

Gracias destino, por enseñarme que las cosas del amor, como más se disfrutan son viviéndolas sin frenos.

Today, when I kissed you, I stayed looking at you as if I was silly. Looking at this happiness that you radiate, this tenderness in your pupils, and these dimples that adorn the commissure of your lips whenever you smile; and clear, one more day I’m falling in love with you.
And it is that, you know that I don’t believe in destiny, but you were who came just before stamping myself against the floor when it was in free fall, were you who came without warning and you take me off that bandages that didn’t allow me to see the wonderful thing that is the world if you share it with the indicated person, and after all that, I don’t still have any more remedy that to believe in destiny.
Thanks destiny, because you have managed that I fall in love every second of the same faults, you have managed that when I go sleeping I have a lot of feelings in the stomach. Thanks destiny, for teaching me that the way for enjoy best the things of love is living without brakes

Minientrada

¿de verdad merece la pena? // Is it worth?

Esos días en los que me paraba a pensar en todo lo vivido,  en los que me he visto suplicándole no se a qué,  que volvieses para recuperar una gran parte de mis sonrisas diarias que se esfumaron contigo aquel día y que sólo yo se cuánto las echo de menos.

Me preguntaba a mi misma que por qué le quería tanto y que rabia me daba el no poder contestarme, aunque quizás el no saber por qué sea la parte más bonita del amor.

Y yo, que en cada uno de mis cumpleaños pedía como deseo que fueras para mi pero es lo malo de querer y guardárselo dentro, querer y no saber demostrarlo hizo que todos esos deseos fueran en vano, aunque no me arrepiento.

Y es cierto que no te necesito para nada, que me he ahorrado broncas y  vivo más tranquila sin ti pero ¿de verdad merece la pena? 

These days in which I was thinking in everything lived, in which I was begging, I don’t know what or who, that you came next to me again to recover a great part of my daily smiles that faded away with you those day and that only I know how much I miss them.

I was asking myself why I’ve loved him so much and it was horrible when I couldn’t answer me, but probably not to know why it is the nicest part of the love.

And I, who in each one of my birthdays was asking as desire to be by your side but it is the bad thing of love someone and keep it inside of you, to love and don’t be able to demonstrate it… It did that all these desires were uselessly, but I have no regrets.

And it is true that I don’t need for anything, that I have saved myself from discussions and that I live calmer without you but Is it worth it?

Minientrada

“No se sí sabes quien eres hasta que te pierdes a ti mismo” // “I don’t know if you know who you are until you lose who you are”

Creo que cuando todo se acaba, todos los buenos recuerdos vuelven en forma de flashes a tu cabeza, como dejándote ver que aquello que tenías era lo mejor, borrando aquello que de verdad hizo que esto acabase y aunque la mayor parte de las cosas regresen, él nunca lo hizo. Creo que parte de mí sabía al segundo de empezar todo que esto pasaría.En realidad no es algo que él haya dicho o hecho, era la sensación que me daba cuando estaba a su lado y lo peor es que no se sí volveré a sentirme así de bien con alguien otra vez, aunque no se sí debería hacerlo.

Sabía que su mundo se movía demasiado rápido, el era la liebre y yo la tortuga pero me dejé convencer por el dicho ese de que los polos opuestos se atraen y pensé: como puede el diablo empujarte a los brazos de alguien que es lo más parecido a un ángel cuando sonríe?

Quizá él sabía este final desde el primer momento que me cogió la mano, supongo que perdí la cabeza. Ahora pienso que la peor parte de esto no fue perderlo a él, sino perderme a mi.

I think that when everything is finished, all the good memories return like flashes to your head, as allowing you to see that what you had was the best, erasing what really made it finnish and although most of the things return, he never did. I think that part of me knew the first second when everything started that this would happen. Really is not something that he has said or done, it was the feeling that I had when I was at his side and the worst thing is that I dont’t know if I’m going to feel like this with someone again, and I don’t know if I should .

I knew that his world was moving quickly, he was the hare and I was the turtle but I left myself to convince for the saying “the opposite poles attract” and thought: How the devil can push you to the arms of someone who is the most similar thing to an angel when he smiles?

Probably he knew this end since the first moment he hold my hand, probably I lost my head. Now I think that the worst part of this wasn’t losing him, the worst part was losing me.

T.S