¿Sabes qué? // Incredible, isn’t it?

¿Sabes qué? El otro día estuve recordando que nos reíamos de aquella película en la que la chica decía que sentía mariposas en el estómago y en la que el director hacía sonar su corazón como sí hubiera acabado una maratón unos segundos antes cada vez que veía al chico que le gustaba. ¿Te acuerdas?
¿Y a que no sabías que? Tenía razón ese director que tanto nos hizo reír, sucede tal cual esa película.
Tu tienes el poder de hacerme sentir como si hubiera hecho esa maratón y como sí me hubiera tragado esas mil mariposas. ¿Increíble verdad?

Do you know what? The other day I was thinking about the day when we were watching that film in which the girl said that she felts like buterflies in her stomach and in which the director made that strong sound of her heart beating so fast like she had finished a marathon a few seconds before each day that she saw the boy that she likes, do you remember?

And guess why? This director that made us laught like if there is no tomorrow was in the truth, it is like in that film. You have the power of make me feel like I had done this marathon and the power of make me feel like if I had swallowed a thousand of buterflies. Incredible, isn’t it?

Anuncios

Tú, bella arquitectura.

Tienes una ciudad en tu espalda, con un río que recorre cada una de tus vértebras. Y yo, recorriendo ese río.

Tu cara parece la luz al final del túnel. Tus ojos, un infinito de deseo. Tu boca, me da el oxígeno para vivir. Tu cuello, mi lugar favorito para perderme. Tu ombligo en mejor sitio para empezar y acabar cada una de mis noches.

Tu hombro, el precipicio que me lanza a tu mano. Tu mano, la mejor pareja para la mía.

Tus piernas, el oasis que esconde el paraíso donde me quiero adentrar.

Tus pies, tus pilares.

Los míos.

 

Humo.

Búscame a escondidas. Que no me acostumbre a ti.

Yo te espero fumando un cigarro tras otro, con el paquete a estrenar y con ganas de morderte en cada calada.

Y cada día más

Sabes seducir con la mirada; intensa, profunda, acompañada de tu voz suave, y de tu risa contagiosa que provoca la mia.

Tienes ese algo que me trae el golpe de aire fresco que me da el calor justo que necesitaba.

Me sabes a peligro, a chocolate con menta, a vozka con bebida energética, a tormenta de verano, me sabes a libertad.

A la libertad que te da gritar a las 5 de la mañana, saltar en paracaidas, la velocidad.

Me sabes a la libertad que da lo prohibido.

Y no sé, eso me gusta.